Amy Winehouse y su cita con el destino

Admiradores y estrellas del mundo musical estaban de duelo ayer luego de que la atormentada cantante y compositora británica Amy Winehouse, de 27 años, que inmortalizó su lucha contra la drogadicción, fuese hallada sin vida en su hogar londinense.

Aunque circulaban rumores de que la cantante de soul Amy Winehouse, galardonada con cinco Grammy, conocida por su característico moño alto y su esbelta silueta, había fallecido de una sobredosis, la Policía se negó a especular sobre la causa de su muerte.

"La investigación sobre las circunstancias de su muerte continúa. En esta etapa inicial es tratada como inexplicada y no hubo detenciones en relación con este caso", declaró el oficial Raj Kohli a los periodistas.
Duelo. Sus admiradores se congregaron y colocaron flores, velas y peluches frente al cordón policial que rodea a su casa de Camden poco después del anuncio de su muerte. Sus amigos y colegas del mundo musical manifestaron su sorpresa y tristeza.

Amy Winehouse se une así al trágico club de estrellas del rock que murieron a los 27 años, incluyendo a Brian Jones de los Rolling Stones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, el cantante del grupo The Doors Jim Morrison, y el líder del grupo Nirvana Kurt Cobain.

El productor Mark Ronson, que trabajó en estrecha relación con Winehouse, dijo: "Ella era mi alma gemela en el aspecto musical y como una hermana para mí. Este es uno de los días más tristes de mi vida".

Con su célebre peinado, su excesivo maquillaje y sus tatuajes, Winehouse fue catapultada a la fama con su CD inicial, el 2003, Frank. Tuvo tres discos de platino en Gran Bretaña.

El segundo álbum, Back to Black, el 2006, fue un éxito a nivel mundial, llegando en las listas de discos más vendidos al número uno en Gran Bretaña y al número dos en EEUU, donde fue galardonado con cinco Grammy.

Ese álbum también fue impulsado por la canción Rehab, que contiene las líneas: "Ellos trataron de obligarme a ir a la rehab (rehabilitación, tratamiento contra la drogadicción) yo dije no, no no… traten de obligarme a ir a la rehab, no iré, no no no."  Pero terminó por ir varias veces. La última oportunidad fue este año, pocas semanas antes de partir en lo que debía ser una gira de regreso triunfal por Europa.

Sin embargo, Amy Winehouse tuvo un desastroso concierto en Serbia el 18 de junio, donde fue abucheada, pues aparentemente estaba demasiado ebria para cantar. Durante los 90 minutos que duró su presentación tuvo problemas para recordar la letra de las canciones y para seguir a su orquesta.

El miércoles hizo su última aparición pública en The Roundhouse de Camdem, donde acompañó a su ahijada Dionne Bromfield, de 15 años, en el escenario.// La-razon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *