9 consejos útiles para el estudio de la Biblia

La Biblia puede ser bastante intimidante. Está llena de grandes palabras, parábolas, y medidas que pueden ser difíciles de entender. Y a veces todas esas cosas nos impiden realmente profundizar en las Escrituras. Muchos de nosotros hemos participado en estudios bíblicos, pero nunca hemos  dado el paso de aprender a leer y estudiar la Biblia.

A tales efectos, Mary Margaret, Coordinadora de Proyectos de eventos del Ministerio de Educación cristiana en la Iglesia LifeWay, y quien asegura haber tenido una de las temporadas más ricas de estudio de la Biblia al estar leyéndola en orden cronológico, describe los siguientes nueve aspectos que se deben tener en cuenta al estudiar la Biblia:

Consejos para leer la Biblia1. Conozca en lo que se está metiendo. La gente a menudo estudia las Escrituras haciendo la pregunta, “¿Qué significa este pasaje para mí?” Cuando la mejor pregunta sería: “¿Qué significa este pasaje?” La interpretación de la Biblia no depende de nosotros y de nuestra mejor conjetura en cuanto lo que podría significar o podría significar, Dios inspiró a una interpretación específica, y nuestro objetivo debe ser discernir cuál es.

2. Ore antes de comenzar el estudio. Esto puede parecer obvio o redundante, pero es fundamental. Cuando nos acercamos a la Escritura, debe ser con humildad y con una actitud para recibir y aprender. Pídale a Dios que le revele a usted a través de su Palabra. Se nos ha dado el Espíritu Santo como guía (Hechos 2) tal y como interpretamos la Palabra.

3. Elija un plan. Para aquellos de ustedes que les gusta un poco la estructura, hay un montón de recursos disponibles. Estos son algunos buenos lugares para comenzar: La Biblia en un año (SBU), One Year Bible, SheReadsTruth, YouVersion (smartphone app), Read the Bible for Life, y Reading God’s Story.  Estos planes le guiarán a través de la Biblia, y pueden ser una gran manera de empezar o aumentar su jornada de estudio de las Escrituras.

4. Lea el pasaje en su contexto. Puede ser fácil escoger sólo un verso que suene bien para usted, pero para realmente entenderlo, debe leer el contexto (el capítulo / versos circundantes). Tómese el tiempo para averiguar quién es el autor, que libro fue escrito por él, y por qué fue escrito, y puede aclarar un montón de preguntas. Un estudio de la Biblia o comentario puede ser un gran recurso.

5. Interprete la Escritura por la Escritura. En su libro, Las verdades esenciales de la fe cristiana, RC Sproul escribe: “No hay que configurar un pasaje de la Escritura en contra de otro pasaje. Cada texto debe entenderse no sólo a la luz de su contexto inmediato, sino también a la luz del contexto de toda la Escritura”. Cuando se puede ver en las Escrituras como una gran historia, todo inspirado por Dios, usted comenzará a ver más claramente.

6. Acérquese a la Biblia con un espíritu de aprendizaje. Si algo he aprendido en los últimos años, es lo mucho que no sé. Hay un montón de cosas acerca de la Biblia con las cuales tenemos que luchar más. Estamos lidiando con los conceptos y verdades acerca de la teología y la doctrina, y es difícil. A veces, sólo estamos tratando de entender una verdad fundamental. Es importante profundizar y hacer preguntas, pero sabiendo que no podemos (con nuestras mentes finitas) entender completamente todo. Continúe haciendo preguntas difíciles, y no se rindas.

7. Permita que Dios le hable. Muy a menudo, nos acercamos a la Biblia con una actitud de “¿qué hay para mí?”,  y hay veces que sólo tenemos que leer para entender. No se limite a leer solo para completar un listado sino,  lea para entender y aprender. La Palabra comienza a cobrar vida cuando empiece a sumergirse en ella. A medida que pase el tiempo en la Palabra todos los días, permita que Dios le hable a través de ella.

8. Tome las cosas con calma y haga preguntas. Usted no va a entender todo en un solo día. Si usted es una persona de versículo por versículo, estudio de esa manera. No tenga miedo de hacer preguntas – es una parte muy importante del proceso de aprendizaje. Cuanto más lea y estudie la Biblia más vida cobrará la Palabra en su vida.

9. Sea un estudiante de la Palabra. Métase en la Biblia diariamente. Asegúrese de que tiene a su alrededor gente  que están al menos, un poco más adelantados que usted en su camino espiritual. Pídale a alguien que sea su mentor al estudiar la Biblia.

Según usted profundice en la Palabra, sin duda se irá enamorando más de Jesús. Mi oración para usted es que desarrolle un amor por la Palabra de Dios, que es insaciable. Él realmente satisface nuestras almas (Salmo 107:9).

Estas son sólo algunas maneras de empezar, y esto definitivamente no es una lista completa. ¿Qué cosa podría agregar a esta lista que le ha ayudado a que usted al estudio de la Biblia?

Mary Margaret recientemente completó una Maestría en Artes en Educación Cristiana en el Seminario Teológico Bautista de New Orleans. En su tiempo libre, ella escribe en su blog personal “Story of my Life”.// Cristianos (COM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *